Logotipo Declic   Inicio Qsomos Servicios Trayectoria Productos Cursos Contacto


  Testimonios  
Terapeuta de niños y jóvenes con síndrome de down

Yo estoy trabajando el Metodo Troncoso para lectura y escritura desde el 3 de Marzo del 2009, con mi sobrino Saúl, Síndrome de Down quien tiene 12 años, va en 6º. De primaria en una escuela regular oficial.

Hemos avanzado muchisimo todo este tiempo, pero llega un momento  en que te ATORAS, TE DETIENES, poque ya no ves mas avances en los chicos, especialmente en la segunda etapa cuando comienzas a trabajar con sílabas inversas, compuestas, trabadas…y no sabes por donde seguirle. Terminamos la metodologia,  y
me preguntaba.....y ahora para donde le sigo ??

Cuando conocí el metodo Fonetico-Gestual de S.Borel-Maisonny, ahora en el mes de Mayo del 2012, en uno de los cursos de Declic  comencé a apoyar el proceso de lectura y escritura de Saul con este método y nuestra vida ha cambiado !!!!
SAUL ESTA AVANZANDO MUCHISIMO,  TODO ESCRIBE, LE DICTO Y MUEVE SU MANO, ESCRIBE Y LEE CON MAYOR SEGURIDAD, EN LA ESCUELA PRIMARIA 
SU MAESTRO MIGUEL  de 6º. año HA NOTADO MUCHO EL CAMBIO,  cabe mencionar que Saul no hablaba NADA. Ahora se apoya en los gestos que aprende para comunicar tambien cuando no le entendemos lo que quiere decir, por ejemplo  antes solo decia Jugo, y ahora se apoya en el gesto de la d para decir la frase “dame jugo” y por supuesto que le entendemos y el se siente mucho mas comunicado.
ESTAMOS SUPER MOTIVADOS Y CONTENTOS DE COMO AL APLICAR EL METODO FONETICO GESTUAL, Estamos super motivados y contentos en la familia apoyándonos en el método fonético-gestual para la lectura y escritura de las palabras con sílabas trabadas (para, bla, cra) y compuestas (con, por, etc.) se nos han facilitado muchísimo, tanto en la lectura como en la escritura y apoya la comunicación.

 

Madre de familia de un chico con con síndrome de down integrado a una secundaria regular.

La inclusión de nuestro hijo a la escuela secundaria, se realizó gracias a la intervención de Declic y la disponibilidad del personal académico y de la psicóloga educativa para  trabajar en equipo. Nos dimos cuenta que por muy buena disponibilidad que se tenga, si en la escuela no han trabajado con chicos con discapacidad intelectual, se pierden muchas horas muy valiosas, porque lo integran físicamente a un aula regular, pero no aprende nada. Declic intervino primero sensibilizando y posteriormente teniendo reuniones periódicas con la psicóloga escolar, donde se tomaban acuerdos en cuanto a lo que mi hijo “necesitaba, podía  y quería aprender en ese momento” y las exigencias académicas que marcan los programas, estableciendo puentes entre estas dos realidades: la discapacidad y el entorno escolar.  Poco a poco,  se fueron entendiendo en la dinámica de las relaciones y del trabajo en  equipo, qué, cómo y cuánto necesitaba  de apoyos un chico  con discapacidad intelectual, y cuánto dependía de que se le adaptara el contexto.  Fue una experiencia altamente gratificante que pudo irse mejorando gracias a la intervención de Declic como apoyo externo para la inclusión.  

Maestra de grupo de 5º. Grado en un Centro de Atención Múltiple.

Tomé el curso en Octubre 2011, y puedo ver claramente que hay un "antes" y un "después" en el trabajo cotidiano con mis alumnos. 
Hasta diciembre yo trabajé con ellos los ficheros de la SEP, pero en un momento ya no me fueron útiles, ya que las actividades requerían consolidado el proceso de lectura y escritura. 
Antes, yo aseguraba que todos mis alumnos del grupo 3° podían leer su nombre de cualquier manera, en la silla, en la mesa, pizarrón, etc., cuando inicié el método global de Ma. Victoria Troncoso me di cuenta que habían aprendido de memoria, mecánicamente.
Su nombre era aprendido mecánicamente pero al trabajar el método Troncoso me percaté de que en realidad no sabían su nombre, pues al mostrarles otras actividades con el nombre ya no lo supieron. Posteriormente trabajamos las actividades previas del método y se observó un gran cambio en la actitud de los niños pues se observó que son ahora más seguros, entusiastas, muestran más interés por trabajar colaborativamente, se ayudan entre sí y sobre todo se han interesado en saber "que dice..." o me preguntan "¿es con la que se escribe Angel?".
Al trabajar con las actividades propias del método Troncoso, me siento satisfecha con los logros últimos que tuvimos, además me sorprendieron ya que rebasan las expectativas que yo tenía de ellos.
También me siento con elementos reales y útiles para continuar trabajando con ellos, creo que el método me ha brindado “luz” en mi quehacer educativo, pues es muy vasto, y si lo trabajamos cotidianamente vemos avances con nuestros alumnos, y sobre todo que ellos se entusiasman e interesan en continuar aprendiendo por que PUEDEN LEER.

 
Siguenos en: Face tweet Bloger    

Inicio l Quienes somos l Servicios l trayetcoria l Productos l Cursos l Contacto l Quienes Somos l Misión l Visión